domingo, 1 de febrero de 2015

Alguien me decía...

Alguien me decía por ahí... la vida da tantas vueltas, a veces consigues lo que quieres, eso que has deseado con tanto anhelo, por lo que has luchado incansablemente, por lo que te has mantenido fuerte, decidida, constante... a final de cuentas, puede resultar ser lo que realmente no deseabas.

Pero entonces la pregunta sería, ¿Qué buscas? ¿Qué deseas en la vida? Hay veces que te basta con mirar a lado, o estirar simplemente la mano, para entender que lo que tanto necesitabas, estaba ahí, siempre contigo.

Pero la vida va dando lecciones certeras, necesarias para que uno finalmente valore lo importante. Cuantas cosas se han ido quedando en el camino, cosas que parecían importantes, lo fueron en su momento, pero no lo suficiente...

De pronto te das cuenta, que aquellos detalles que parecían insignificantes, llenan tu vida, le dan sentido. Que aquello que alguna vez te hizo sufrir, hoy te hace más fuerte y segura. Que el paso que das, te lleva a un lugar. Que tienes tanto por qué luchar y seguirte manteniendo con la esperanza de ir logrando poco a poco aquello que te hace feliz.

Tenía años sin sentarme tranquilamente para hacer lo que tanto disfruto, eso que me emociona y que me llena de paz. Sí, escribir, dejar mis pensamientos dando círculos, es necesario dejar que las ideas tomen forma y se organicen de la manera que mejor se les plante. No es bueno forzar nada en esta vida, superar, es la clave.

2 comentarios:

Hermes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hermes dijo...

Hola Ruth.
Comparto muchos pensamientos contigo de esta entrada.
Cuesta tener esa serenidad para escribir cuando ellos no están en paz y quieres forzar. Pero cuando todo fluye... merece la pena ¿verdad?
Saludos y sigue escribiendo ;)