lunes, 11 de mayo de 2009

"Hay que querer querer"


Comparto con ustedes una parte de un texto que publicó mi querida Gaby Vargas, excelente y famosísima escritora mexicana, autora de varios libros con temática motivacional, otros acerca de la importancia de la comunicación y del como nos mostramos ante los demás. Es un escrito que ha llegado a mis manos y me pareció muy enriquecedor, espero sea de su interés y agrado.


HAY QUE QUERER QUERER

Por Gaby Vargas

El Parkinson, muy avanzado, ahora le impide hablar. Solía decir frases muy sabias que todos, sus amigos y familia, recordamos con cariño: "Hay que crear los buenos ratos; los malos llegan solos". "La suerte y los tontos nunca andan juntos". "Llórate pobre, pero no te llores solo". "Cobra quien cobra". "Es más fácil crear que mantener". "Hay que ver finales, no principios". "Para querer, hay que querer querer". Y muchas otras que la falta de espacio me impide transcribir.

Mi papá tenía una gran habilidad, un sentido especial para conocer a las personas, para leerlas y caerles bien, para conectarse con ellas de inmediato. Así que, un día, en su cincuenta aniversario de casados, con mucha dificultad, alcanza a formar dos frases que hacen enmudecer a toda la familia: "Si quieres ser feliz, haz feliz a tu pareja". Y "Si quieres que te quieran, quiere". Con esto, responde a la pregunta de Macarena: "¿Qué nos aconseja para tener un buen matrimonio?".

Alguna vez, en este mismo espacio, comenté el impacto que tuvo sobre mí la segunda frase. Me confrontó, me provocó a revisar cómo cumplía con ella en mi vida de pareja. Fue tanto lo que se quedó dando vueltas en mi cabeza, que no atendí a la primera ni a su sentido: "Si quieres ser feliz, haz feliz a tu pareja".

Ahora la retomo y, bien vista, significa un acto de generosidad constante: el detalle, la palabra cariñosa, el ceder, el abrazo que provoca sin remedio un círculo virtuoso. Hay que querer querer.

Lo curioso es que la magia surge en el momento en que empiezo a enamorarme de mí, de la vida, de mi trabajo. Ese amar en la vida es lo que enciende la felicidad con el otro. Cuando amas, eres más amable. Cuando sólo ves tus defectos, ves los del otro y los de la vida misma. El teólogo y amigo Roberto Pérez lo expresa en una frase que me gusta mucho: "Las cosas no son como las vemos, las vemos como somos".

Si esperas a sentirte feliz antes de amarte a ti, a la vida, a tu pareja, a tus hijos, a tu trabajo, creo que esperarás toda la vida.. Por ejemplo, trata de odiar a una persona y, al mismo tiempo, ser feliz. Trata de estar enojado con alguien y sentir paz. Trata de engañar a alguien y sentirte segura. Trata de culpar al otro y de no sentirte culpable. ¡No puedes!

Lo que le haces al otro, te lo haces a ti mismo. Ahora que, si amas, demuéstralo, exprésalo, comunícalo. Con frecuencia damos por hecho que el/los otros lo saben. Y es precisamente esto lo que abre la puerta a los problemas.

LA LLAVE DE LA FELICIDAD

¿Por qué no aprovechar estas fechas y provocar una plática abierta, honesta, en la que hablemos con nuestra pareja y nos preguntemos cómo podemos ser más felices? "¿Sabes lo que te quiero? ¿Cómo puedo hacértelo sentir mejor?". Quizá nos haga falta reservar más tiempo para estar solos, salir a tomar una copa, a platicar, a estar. Tal vez nos haga falta divertirnos y reír más. Abrazarnos, bailar juntos, propiciar momentos de intimidad. Hay que querer querer.

Cuando en la pareja las cosas se ponen tensas, difíciles, la solución es acercarse más, nariz con nariz. Entre más te alejas, más fácil es anestesiar las emociones, reprimirlas.

En el libro Happiness Now, del doctor Robert Holden, encuentro un poema (imagino que escrito por él) que me gustó mucho: "Si hay amor, la pena respira, las lágrimas sonríen, el dolor es más suave, la culpa pierde su filo, el juicio olvida a quién juzgar, el miedo ya no se asusta, la separación termina".

Donde hay amor, estás tú. Y mi papá agregaría: "...y tu felicidad también".

"Lo que le haces al otro, te lo haces a ti mismo. Ahora que, si amas, demuéstralo, exprésalo, comunícalo. Con frecuencia damos por hecho que los otros lo saben. Y es precisamente esto lo que abre la puerta a los problemas".

21 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso leerte. y cunado me quedo en el texto. asimilando la lectura..
asimilo y digo que esta frase es preciosa.. "Si quieres ser feliz, haz feliz a tu pareja".

un gusto leerte siempre

saludos fraternos
un abraoz inmenso

besos

caracola dijo...

Ruth, te felicito por la fenomenal entrada que publicas.

Me gusta como piensas y como expones estas ideas que tanto dicen de tí.

Un abrazo fuerte.

Jorge Martin dijo...

en la pareja el amor, es fundamental pero, el dialogo y saber comprender esos momentos dificiles transmitiendo comprensión también són fundamentales. En la pareja no hay uno sin dos...un abrazo nos leemos

Isabel dijo...

Precioso el texto y el mensaje. Tu padre debe ser un gran hombre. Enhorabuena. Un beso

Marga Fuentes dijo...

Mi querida Ruth, esto que has escrito, es tan bonito que me alimentado el alma de una estupenda manera.
Todo el texto no tiene desperdicio...las frases de tu padre, tus conclusiones, el poema de Holden, en fin, este post es una joyita.
Gracias por todo lo que me has dado, amiga.
Un beso enorme y un fuerte abrazo con mucho cariño,

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Sin duda alguna HAY QUE QUERER QUERER, y es que aunque no sea una acción obligada definitivamente hay que tener mil cualidades para hacer verbo al querer...

Me puse a pensar en eso sabes... me hiciste reflexionar... hay que querer querer... hay que querer querer... mmm

Un abrazo cariño, cuidate mucho, besito.

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Amigos, que gusto me da su visita...

Agradezco a todos su interés en mi entrada, pero éste texto no es de mi autoría, es de una escritora mexicana muy famosa, Gabriela Vargas, de quien tengo casi todos los libros que ha escrito, siempre es un placer leerle, y las lecciones que nos deja siempre son muy grandes y que nos invitan a la reflexión...

Gracias! a todos y cada uno les mando un beso y mi cariño:
Adolfo de Canadá; Caracola, Jorge Martin, Isabel y Marga Fuentes de España; y Natalia Astúa de Costa Rica.

Alicia María Abatilli dijo...

Vale el tiempo esta lectura.
Gracias por traerla y compartirla.
Habla de tu generosidad.
Alicia

LA CALLE VACÍA dijo...

Que hermosa entrada y que cierta toda ella. Como siempre un placer leerte mi queridísima Ruth.
P.D. ¿Quien ha osado meterse contigo?....¡¡¡mira que cojo un vuelo me pongo tapabocas y voy!!!...
Un besote con muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho cariño mi querida Ruth

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Alicia...

Y gracias a ti por tomarte el tiempo de leerla...

Te mando un beso hasta Córdova, Argentina...

Ruth L. Acosta dijo...

Mi Santi querido...

Jajajaja... sabía que podía contar contigo!! Es bueno saberlo para cuando se ofrezca... ;)

No te preocupes, aqui no es necesario el tapabocas, aqui no corres peligro... :)

Un besototote lleno de miel y de mucho cariño hasta España.

Allek dijo...

que tal!! despues de un tiempo he regresado...
un abrazo..

Laury dijo...

que bello leerte, como siempre escribes hermoso amiga Ruth felicidades, te dejo un besito y te deseo un bello dia, Laury

Walter Portilla dijo...

Hermosa lectura querida Ruth. El amor no es para guardarlo con uno, hay que soltarlo, que siembre sus raíces por todo el mundo.
Un beso querida amiga.

Alijodos dijo...

ES PRECIOSOS Y DICE VERDADES COMO PUÑOS...CON NUESTROS ACTOS DE AMOR Y BONDAD SOLO HACEMOS QUE ESO REPERCUTE EN NOSOTROS MISMO...A MUCHOS LES CUESTA E INCLUSO ES MAS FACIL CULPAR AL OTRO PERO SI UNO SE DA ES MAS FACIL ENCONTRAR LO PERSONAS QUE NOS DEN...ME HA ENCANTADO...UN BESO...

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Allek...

Eres bienvenido siempre, que gusto tenerte en casa...

Un beso hasta Guatemala con cariño,

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Laury...

Lamento decepcionarte, pero en ésta ocasión no escribí yo este escrito... pero lo comparto porque me pareció muy interesante...

Te dejo un beso hasta Córdova, Argentina.

Ruth L. Acosta dijo...

Querido Walter...

Ya te había extrañado, gracias, siempre tan lindo ofreciéndome tus mejores palabras...

Te mando un beso hasta Perú con mucho cariño,

Ruth L. Acosta dijo...

Querido Alijodos...

Se te extrañaba chico... me alegro tener noticias tuyas...

Gracias por tus palabras, te mando un beso hasta Málaga, España.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Excelente articulo lleno de sabiduría para ponerse en practica... Solo que para que eso suceda se necesitan dos que quieran. Si uno quiere, quiere, y el otro toma otro rumbo tu querer se torna dolor. Se requiere querer llevar el mismo caminar

Quizá estoy diciendo tonterías tonterías.

Ruth L. Acosta dijo...

Muy ciertas tus palabras Celia querida, pero que importante querer, querer... porque cuando uno no quiere querer, pues lo demás sale sobrando...

Te mando un beso hasta Cd. Obregón, Sonora