domingo, 1 de febrero de 2015

Alguien me decía...

Alguien me decía por ahí... la vida da tantas vueltas, a veces consigues lo que quieres, eso que has deseado con tanto anhelo, por lo que has luchado incansablemente, por lo que te has mantenido fuerte, decidida, constante... a final de cuentas, puede resultar ser lo que realmente no deseabas.

Pero entonces la pregunta sería, ¿Qué buscas? ¿Qué deseas en la vida? Hay veces que te basta con mirar a lado, o estirar simplemente la mano, para entender que lo que tanto necesitabas, estaba ahí, siempre contigo.

Pero la vida va dando lecciones certeras, necesarias para que uno finalmente valore lo importante. Cuantas cosas se han ido quedando en el camino, cosas que parecían importantes, lo fueron en su momento, pero no lo suficiente...

De pronto te das cuenta, que aquellos detalles que parecían insignificantes, llenan tu vida, le dan sentido. Que aquello que alguna vez te hizo sufrir, hoy te hace más fuerte y segura. Que el paso que das, te lleva a un lugar. Que tienes tanto por qué luchar y seguirte manteniendo con la esperanza de ir logrando poco a poco aquello que te hace feliz.

Tenía años sin sentarme tranquilamente para hacer lo que tanto disfruto, eso que me emociona y que me llena de paz. Sí, escribir, dejar mis pensamientos dando círculos, es necesario dejar que las ideas tomen forma y se organicen de la manera que mejor se les plante. No es bueno forzar nada en esta vida, superar, es la clave.

Vive tus sueños...

Me encanta estar de nuevo en éste mi espacio favorito, este rinconcito íntimo y a la vez tan de todos ustedes. ¿Que los tengo muy abandonados? si, de hecho, tengo algunos años que no me sentaba a escribir... pero no por falta de ganas, sino de oportunidad.

Quiero compartir algo que se me viene a la mente... hace días, un amigo me preguntó, -¿Cuáles son tus sueños?, dime tres...- me lo dejó como tarea, y aquí me tiene pensando...

Me la puso difícil, ya que caí en cuenta que tengo tantos sueños por lograr, algunos que por falta de tiempo he ido truncando, pero que ahí están, a la espera de lograrse...

Si les contara todo lo que ha pasado por mi vida en estos años... necesitaría mil horas para escribirles... a grosso modo, les diré que me he dedicado a ser feliz, y que hasta ahora, he logrado tantas cosas, que algunas, ni siquiera las tenía contempladas y que me han dado tanta satisfacción, me siento tan afortunada y bendecida. Prometo pronto compartirles algo de ello.

El tiempo pasa cada vez más rápido, lo tenemos que aprovechar minuto a minuto... dejar las preocupaciones a un lado y alejarnos de todo aquello que no sea productivo para nuestra vida.
 
Procura que tus sueños no interfieran con los de los demás, y procura vivir los propios, no los ajenos... cada quien debemos tener muy claro que es lo que nos hace feliz, que nos motiva a vivir, a seguir soñando...

Parece muy trillado, pero insisto, "Nunca dejes de luchar por tus sueños", las cosas no se hacen solas, tienes que poner empeño, tiempo, esfuerzo y mucha dedicación para que salgan bien, seguro no saldrán al 100% a la primera, pero con disciplina y constancia, los resultados irán mejorando. No tengas miedo a equivocarte, vale la pena intentarlo. Arriésgate, sueña, innova, aprende cosas nuevas, comparte, pero sobre todo, se buena persona, ve por el verdadero bien del prójimo, deja en tu paso por esta vida, algo que realmente valga la pena, de lo que debas sentirte digno y satisfecho. Mucho de lo que tu familia, el día que ya no estés, se puedan sentir orgullosos de ti.

#VIVE #SUEÑA #DISFRUTA #SEFELIZ

viernes, 6 de julio de 2012

NO AL PLAGIO



No se si reir o llorar... hacía mucho tiempo que no entraba en este espacio tan mío, tan lleno de bonitos recuerdos, de tantas horas de mi tiempo que me regalé aquí, haciendo lo que más me gusta y disfruto... Aquí encontré a grandes amigos que andaban flotando en el espacio, al igual que yo, nos encontramos cada quien en una estrella y salimos de vez en cuando un poco estrellados.

El tiempo es oro, dicen por ahí... y tenemos que aprovecharlo mientras lo tengamos, con nuestros seres queridos y buscando hacer lo que más nos gusta... Eso me lo acaba de decir un amigo, como si creyese que aún lo ignoro... pero es bueno que de cuando en vez, se lo recuerden a uno.

Hace días, un amigo, me platicaba de un canta-autor, quien se dice llamar así, y a quien he escuchado con gran interés, pues al parecer, es un plagiador profesional... me dice, -toma frases de canciones de este y de aquel, el cerebro no le da para crear las propias...- que pena, pensé. Alguna vez admiré sus canciones, por la letra, sobre todo... Que gran decepción!!

Se me ocurrió pasear por la web, darme una vuelta y tomar escritos míos y buscarlos en google... para sorpresa mía... una muy espantosa... me vine a encontrar con que no uno, sino varios pseudoescritores han robado mis escritos completos y/o extractos de estos. Ciertamente, no es la primera vez que sucede, pero si volví a sentir el mismo nudo en el estómago por la impotencia de ver a tanta gente tan poco honesta, que plagia y roba tan ávidamente los escritos ajenos.

Alguien seguramente me dirá, alégrate, es señal que les gustaron, tanto que se los apropiaron, pero no se trata de eso, sino de respetar los derechos de otros. Por muy sencillos y simples que sean mis escritos, siguen siendo míos... y los valoro como algo muy preciado, porque salieron de mi mente, de mis momentos de inspiración, y exigo que me los regresen, que me devuelvan lo que es mío. Ni más, ni menos...

Encontré que entrando en http://www.google.com/ y escribiendo parte de mi escrito "Me gustan las personas con ideas claras en la cabeza..." encontré varios sitios en la web usando mi escrito como si lo hubiesen escrito ellos. Decidí ya no buscar más, es demasiada decepción para un sólo día. Les dejé algunos mensajes poco amistosos, espero tengan la decencia de eliminarlos. Si no, al menos me desahogo un poco aquí con ustedes. Por un momento pensé en eliminar mis blogs de la web. Pero, ¿porqué habría de hacerlo? Se que son la mayoría que entra aquí, disfruta de leer las tonterías que escribí un día, y sobre todo, respeta. ¿Porqué he de quitarme ese gusto?

Estos son algunos blogs y páginas que encontré usando ese mismo escrito... para que busquen a ver si encuentran algo suyo por ahí...



http://mialmasedesangra.blogspot.mx/

Gracias Peleón38... gracias por quitar mi escrito de tu blog... Lo que escribiste en su lugar, te quedó genial, me encantó, tienes un gran talento, felicidades!

Y entre más busco, más encuentro... que patético!! Y sólo uno de mis escritos... ¿Será posible que tanta gente se defina tan idénticamente como yo, con puntos y comas? Que pena que haya gente con tan pocos escrúpulos y tan poca creatividad... pobre gente.

Solo son algunos... hay más...

Quise además, pasar a saludarlos... les dejo un abrazo, lleno de esperanza. Saludos a todos.

miércoles, 12 de mayo de 2010

¿Y que si lo pienso ahora?





¿Y que si lo pienso ahora?

El tiempo traspasará el universo,

el universo se volverá cenizas,

las cenizas se volverán recuerdo…

el recuerdo moverá corazones,

los corazones encontrarán el abismo,

el abismo tropezará con el tiempo…

Ruth L. Acosta

martes, 4 de mayo de 2010

Y sueño que sueño


Y sueño que sueño…



Y sueño que sueño,

y soñando despierto…

y encuentro tu rostro,

tan sereno y contento,

tan cercano y distante,

como el mar y el desierto,

y te miro y te olvido,

y te olvido y te recuerdo

y sueño que sueño,

y te miro de lejos…



Ruth L. Acosta

jueves, 18 de marzo de 2010

Un día como hoy...

Un día como hoy...

Un día como hoy, hace algunos ayeres... Dios me permitió ver el mundo... mi corazón está repleto de sensaciones bellas, sobre todo porque me siento tan agradecida (con Dios) porque (aún sin merecerlo) ha ido acomodando en mi vida bendiciones por doquier...

Gracias Señor por permitirme ser tan feliz al lado de mi familia y amigos, gracias porque te encuentro en cada ser que está a mi alrededor, gracias porque cada día es una oportunidad que me das de ser feliz, gracias porque a pesar de las dificultades y difíciles pruebas que me ha tocado afrontar, tú has estado siempre a mi lado, porque sin ti mi Señor no sería nada y contigo lo soy todo...


Tengo un corazón rebosante de dicha y repleto de bendiciones... Gracias Señor por tu Misericorida y tu Amor que son infinitos...

Gracias mi Dios por regalarme un año más de vida...!!

viernes, 5 de marzo de 2010

El Viejo y su Caballo Blanco




Ha llegado a mis manos ésta hermosa historia, la cual me afecta de manera especial, la comparto con mucho cariño...

El Viejo y su Caballo Blanco

Esta historia cuenta que en una lejana aldea había un anciano muy pobre, pero hasta los reyes le envidiaban porque poseía un hermoso caballo blanco.

Los reyes le ofrecieron cantidades fabulosas por el caballo pero el hombre decía: “para mí él no es un caballo; es un amigo. ¿Y cómo se puede vender a un amigo?”. Era un hombre pobre, pero nunca vendió a su caballo. Una mañana descubrió que el caballo ya no estaba en el establo. Todo el pueblo se reunió diciendo: “Viejo tonto. Sabíamos que algún día te robarían el caballo. Hubiera sido mejor que lo vendieras. Ahora no tienes el caballo y tampoco el dinero... ¡Qué desgracia!”.

“No vayamos tan lejos”, decía el anciano. “Simplemente digamos que el caballo no está en el establo. Éste es el hecho. Todo lo demás es vuestro juicio. Si es una desgracia o una suerte yo no lo sé, nadie lo sabe, porque esto es apenas un fragmento. ¿Quién sabe lo que va a suceder mañana?”.

La gente se rió de él. Siempre habían creído que el anciano estaba un poco loco. Pero después de 15 días, una noche el caballo regresó. No había sido robado sino que se había escapado. Y no sólo eso, sino que trajo consigo una docena de hermosos caballos salvajes. De nuevo se reunió la gente diciendo: “Tenías razón, anciano. No fue una desgracia sino una verdadera suerte”.

“De nuevo estáis yendo demasiado lejos”, dijo el anciano. “Decid sólo que el caballo ha vuelto, sólo el hecho. ¿Quién sabe si es una suerte o no? Es sólo un fragmento. Estáis leyendo apenas una palabra de una oración. ¿Cómo podéis juzgar el libro entero?”.

Esta vez la gente no pudo decir nada más, pero por dentro sabían que él estaba equivocado. Habían llegado doce caballos hermosos.

El anciano tenía un hijo que comenzó a entrenar a los caballos. Una semana más tarde se cayó de un caballo y se rompió las piernas. La gente volvió a reunirse y a juzgar. “De nuevo tuviste razón”, dijeron. Era una desgracia. Tu único hijo ha perdido el uso de sus piernas y, a tu edad, él era tu único sostén. Ahora estás más pobre que nunca”.

“Estáis obsesionados con juzgar”, dijo el anciano. “No vayáis tan lejos. Sólo decid que mi hijo se ha roto las piernas. Nadie sabe si es una desgracia o una fortuna. La vida viene en fragmentos, y nunca se nos da más que esto”.

Sucedió que, pocas semanas después, el país entró en guerra y todos los jóvenes del pueblo fueron llevados al ejército. Sólo se salvó el hijo del anciano porque estaba lisiado. El pueblo entero lloraba y se quejaba porque era una guerra perdida de antemano y sabían que la mayoría de los jóvenes ya no volverían.

“Tenías razón viejo. Era una fortuna. Aunque no funcionen sus piernas, tú tienes a tu hijo aún contigo. Los nuestros se han ido para siempre”.

“Seguís juzgando”, dijo el viejo. Nadie sabe. Sólo decid que vuestros hijos han sido obligados a unirse al ejército y que mi hijo no ha sido obligado. Este es el hecho. Sólo Dios sabe si es una desgracia o una suerte que así suceda”…

Al juzgar, al poner una opinión... una etiqueta, en ese mismo momento, nos limitamos a nosotros mismos... quedamos atrapados, estancados. Somos esclavos de nuestros juicios y opiniones.

Tomado del libro “El camino más Fácil” de Mabel Katz.

Cada vez que hacemos un juicio de una situación, a la que calificamos como “desafortunada”, rechazamos eso que se está gestando... que seguramente será infinitamente mejor... Cuando observo los acontecimientos pasados y recuerdo alguna de las experiencias que he calificado de “desafortunadas” en mi vida (y, créanme, no han sido pocas...), sólo puedo ver la oportunidad de AGRADECER a la Divinidad... Porque aquello que ha surgido después, en función de esas mismas circunstancias... sólo han sido BENDICIONES en mi vida... Y tal vez sólo se tardaron por mis juicios acerca de ellas.

Tú también puedes darte la oportunidad de agradecer, confiar, y vivir el AHORA... ESTE MOMENTO... que es lo único real que tienes... sin juicios... NO te limites!... así podrás estar abierto a recibir aquello que es correcto y perfecto para ti.

Autor desconocido

martes, 16 de febrero de 2010

Alguien se ha robado mi sueño…

Alguien se ha robado mi sueño…


Estuve inquieta toda la noche… no podía conciliar el sueño… había sido un día difícil, no me alcanzaron los dedos de las manos para contar todos los problemas y contratiempos que tuve que enfrentar, pero el día terminó… y con todo, la calma aún no hacía acto de presencia.


Entró por mi ventana, caminó por el pasillo y se detuvo a un lado de mi cama, me miró sonriendo, ¿Acaso finalmente me quedé dormida?… mientras tanto, me decía: -Hay sueños, que sólo lastiman el alma, hay sueños que sólo perturban… son ilusiones tontas que llevan a la nada… son fantasías que toman vida y se engañan a sí mismas, creyéndose una estúpida realidad, utopías, sin más ni más-… pude escuchar a lo lejos que aún susurraba… -Tomo los pensamientos vanos y sentimientos oscuros que pudieran ellos dejar, la vida está llena de heroísmos, de fantasías, llena de otra clase de anhelos, esos que te hacen vibrar, que te entregan una esperanza, los que dejan una luz en tu camino, los que de alguna forma, ahí deben estar… deja ya de perseguir la angustia, deja ya de llorar, no sufras por quien nada sufre, no te permitas abandonarte mientras tienes tanto que dar…-.

Era entrada la media noche, entre brumas y el silencio, vi un atisbo de ese ser luminoso que no me dejaba de contemplar… que pude verlo sin mirar, que pude sentirlo sin tocar, que traía consigo una buena dote de paz, de dulces sensaciones extrañas, de alivio, de libertad…

Por: Ruth L. Acosta

martes, 19 de enero de 2010

El Helecho y El Bambú


El Helecho y El Bambú


Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida.

Fui al bosque para tener una última charla con Dios. –Dios-, le dije. -¿Podrías darme una buena razón para no darme por vencido?-.

Su respuesta me sorprendió…-Mira a tu alrededor-, me dijo.

-¿Ves el helecho y el bambú?–, -Sí-, respondí. -Cuando sembré las semillas del helecho y el bambú, las cuidé muy bien, les di luz y agua. El helecho rápidamente creció. Su verde brillante cubría el suelo. Pero nada salió de la semilla de bambú. Sin embargo no renuncié al bambú. En el segundo año el helecho creció más brillante y abundante, nuevamente, nada creció de la semilla del bambú-.

-Pero no renuncié al bambú- dijo Él. -en el tercer año, aun nada brotó de la semilla del bambú. Pero no renuncié- me dijo.

-En el cuarto año, nuevamente, nada salió de la semilla de bambú, pero no renuncié- dijo.


-Luego en el quinto año, un pequeño brote salió de la tierra. En comparación con el helecho era aparentemente muy pequeño e insignificante, pero sólo 6 meses después el bambú creció a más de 100 pies de altura (20mts). Se la había pasado cinco años echando raíces. Aquellas raíces lo hicieron fuerte y le dieron lo que necesitaba para sobrevivir-.

-No le daría a ninguna de mis creaciones un reto que no pudiera sobrellevar-.

Él me dijo, -¿Sabías que todo éste tiempo que has estado luchando, realmente has estado echando raíces? No renunciaría al bambú, nunca renunciaría a ti. No te compares con otros-.

El bambú tenía un propósito diferente al del helecho, sin embargo, ambos eran necesarios y hacían del bosque un lugar hermoso-. -Tu tiempo vendrá- Dios me dijo. -¡Crecerás muy alto!-.

¿Qué tan alto debo crecer?, pregunté. -¿Qué tan alto crecerá el bambú?- me preguntó en respuesta, -¿Tan alto como pueda?- Indagué. Nunca te arrepientas de un día en tu vida. Los buenos días te dan felicidad. Los malos días te dan experiencia. Ambos son esenciales para la vida. Continúa…

La felicidad te mantiene Dulce. Los intentos te mantienen Fuerte. Las penas te mantienen Humano. Las caídas te mantienen Humilde. El éxito te mantiene Brillante. Pero sólo Dios te mantiene caminando…

Autor desconocido.

martes, 22 de diciembre de 2009

Feliz Navidad 2009


Feliz Navidad 2009

Deseo de corazón que ésta Navidad resurja en sus corazones la ilusión, la alegría y la paz… y que el amor del Niño Dios envuelva de gozo a nuestras vidas…


Que mejor oportunidad para unirnos en familia y recordar la llegada de nuestro Niño Dios y agradecer las mil y una bendiciones que hemos recibido en nuestras vidas…

¡Que el Niño Jesús, con su infinito amor y su bondad, ilumine su hogar, y lo colme de dicha y bendiciones!

Amor, paz y mucha felicidad, son mis mejores deseos...


martes, 15 de diciembre de 2009

Gracias Amor, por estos 20 Años




Gracias Amor, Te Amo....

Gracias por ser el timón de mi barca,
cuando naufraga completamente perdida,

Gracias por ser el arcoíris en mi día lluvioso,

Gracias por ser mi paz en medio de la tormenta,

Gracias por ayudarme a aterrizar mis sueños,

Gracias por ser tú mi todo en medio de la nada…

Gracias por ser la mirada que busca mis ojos…

Gracias por ser la palabra de aliento
en los momentos más difíciles de mi existencia,

Gracias por ser mi compañía y mi camino,

Gracias por ser la mano amiga,

gracias por estar conmigo…

Gracias por decir “Sí acepto”,
Gracias por ser lo mejor de mi vida
estos 20 años que has vivido conmigo…



Ruth L. Acosta

viernes, 11 de diciembre de 2009

No estás deprimido, estás distraído...

No estás deprimido, estás distraído.
Facundo Cabral



No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla. Tienes corazón, cerebro, alma y espíritu entonces como puedes sentirte pobre y desdichado. Distraído de la vida que te rodea: delfines, bosques, mares, montañas, ríos. No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones. Además no es tan malo vivir solo.


Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco, algo fundamental para vivir. No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los 90 tan sólo por citar dos casos conocidos.


No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada. Además, la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones, y la vida es dinámica, por eso está en constante movimiento, por eso sólo debes estar atento al presente, por eso mi madre decía –yo me encargo del presente, el futuro es asunto de Dios, por eso Jesús decía, -el mañana no interesa, el traerá nueva experiencia, a cada día le basta con su propio afán.


No perdiste a nadie, el que murió simplemente, se nos adelantó porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca el amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.


No encuentras la felicidad y es tan fácil, sólo debes escuchar a tu corazón antes que intervenga tu cabeza, que está condicionada por la memoria y complica todo con cosas viejas, con órdenes del pasado, con prejuicios que enferman que encadenan, la cabeza que divide, es decir empobrece, la cabeza que no acepta que la vida es como es, no como debería ser.


Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.


Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: Amarás al prójimo como a ti mismo. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición, no algo que te llegará de afuera, además la felicidad no es un derecho sino un deber, porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar seis millones de hermanos judíos.


Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perugia, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven, Caravaggio, Rembrant, Velásquez, Picasso y Tamayo entre tantas maravillas.


Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas….y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.


No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medidas y te darán sin medidas.


Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruya hay millones de caricias que alimenta a la vida.


El bien se alimenta de si mismo, el mal se destruye así mismo, si los malos supieran que buen negocio es ser bueno, serían buenos aunque sea por negocio.


No estás deprimido, estás distraído. Si escucharas al otro, al que llevas dentro, lo sabrías todo, en todo encontrarías algo para ti, entonces te elevarías constantemente y ya no habría confusión, sino matices, y en esa serenidad no buscarías nada, entonces encontrarías todo y estando en el presente dirías y harías lo que hay que decir y hacer a cada momento natural y graciosamente sin esfuerzo, lo que haría que tu relación con los demás fuera plena, y al crecer en el amor serías más creativo, sin límites ni condiciones, la ignorancia nos hace sentir encerrados y mortales, es decir que nos encerramos y nos limitamos solos, el miedo nos distrae del amor, que es sabio y valiente porque sabe que no hay ni medidas.


No estás deprimido, estás distraído de las maravillas que suceden alrededor tuyo desde nacimientos a cosechas, desde revoluciones a conciertos, desde campeonatos de fútbol a viajes interplanetarios.


No estás deprimido por algo que pasó, sino distraído del todo que es AHORA MISMO.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Puedo escribir los versos más tristes esta noche...

Puedo escribir los versos más tristes esta noche...
Poema No. 20
Pablo Neruda


POEMA XX

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.


Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche.Yo la quise, y a veces ella también me quiso.


En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería.¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos!Puedo escribir los versos más tristes esta noche.Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.


Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla!La noche está estrellada y ella no está conmigo.Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.Mi alma no se contenta con haberla perdido.


Como para acercarla mi mirada la busca.Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise..


Mi voz buscaba al viento para tocar su oído.De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.


Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,mi alma no se contenta con haberla perdido.Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.


Pablo Neruda, poeta chileno (1904-1973)


miércoles, 4 de noviembre de 2009

Busco tocar el cielo...

No había puesto atención en la potencia que tiene el abanico de techo que está en esta habitación… puedo escuchar claramente cada uno de los sonidos que llegan desde el interior del mismo… es cada vez más fuerte, más intenso… el aire que avientan sus aspas empezó a molestarme… no lo soporto, subo a apagarlo… ¿Es posible que la luz emita algún sonido? Porque yo la escucho…

Es triste el sabor del silencio… sabe a estiércol… es angustioso saber que nada volverá a ser como antes… esta prisa por abrazar el aire carcome mis sentidos, purifica mis ansias… petrifica mis pensamientos…

Caigo lentamente en espiral… buscando tocar el cielo… pero éste está cada vez más lejos…

De pronto… despierto…
Ruth L. Acosta

lunes, 21 de septiembre de 2009

Las Etapas


LAS ETAPAS

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida.

Si insistes en permanecer en ella, más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas, o cerrando capítulos. Como quiera llamarlo, lo importante es poder cerrarlos, dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó con su trabajo?, ¿Se acabó la relación?, ¿Ya no vive más en esa casa?, ¿Debe irse de viaje?, ¿La amistad se acabó?

Puede pasarse mucho tiempo de su presente "revolcándose" en los porqués, en devolver el casette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltar, hay que desprenderse.

No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, usted, yo, su amigo, sus hijos, sus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos, a pasar la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la Vida y seguir adelante.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir! Por eso a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, documentos por tirar, libros por vender o regalar. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir con sólo lo que tenemos en el presente!. El pasado ya pasó.

No esperen que le devuelvan, no espere que le reconozcan, no espere que alguna vez se den cuenta de quién es usted. Suelte el resentimiento, el prender "su televisor personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarlo mentalmente, envenenarlo, amargarlo.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Porque si usted anda por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrá desprenderse ni vivir lo de hoy con satisfacción.

Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puede enfrentarlos ya y ahora, hágalo!, si no, déjelo ir, cierre capítulos. Dígase a usted mismo que no, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni soberbia, sino porque usted ya no encaja allí, en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio. Usted ya no es el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a que volver. Cierre la puerta, pase la hoja, cierre el círculo. Ni usted será el mismo, ni el entorno al que regresa será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático.

Es salud mental, amor por usted mismo desprender lo que ya no está en su vida. Recuerde que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, nada es vital para vivir porque: cuando usted vino a este mundo 'llegó' sin ese adhesivo, por lo tanto es "costumbre" vivir pegado a él, y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, sin el adhesivo humano o físico que hoy le duele dejar ir. Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr porque, le repito, ¡nada ni nadie nos es indispensable! Sólo es costumbre, apego, necesidad.

Pero.... cierre, clausure, limpie, tire, oxigene, despréndase, sacuda, suelte. Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escoja, le ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.


¡Esa es la vida!


Paulo Coelho

domingo, 20 de septiembre de 2009

Porque nunca dejamos de ser niños...


Hace semanas, mi querido amigo Pablo Esteban Vargas Ríos, de Alajuela, Costa Rica, quien tiene un interesantísimo blog titulado Rincón de un escritor… , y con quien he iniciado una hermosa amistad, además de que es alguien con quien comparto el gusto por las letras y los relatos… me ha invitado a una dinámica por demás interesante… Me disculpo con él porque no me había dado el tiempo, ni la oportunidad de escribir acerca de lo que, en este ejercicio, me solicita.

Alguna vez le comenté a otro amigo que no necesariamente lo que exponemos en nuestros escritos, es lo único que hay… por mi parte, es sólo una pequeña parte de algunas de las experiencias que me ha tocado vivir… y comparto sólo un pedacito de ellas, las que considero de algún modo importante… al menos para mí.

Me pide Pablo Esteban que hable un poco de mi niñez… como ya lo he comentado anteriormente, mi infancia me evoca recuerdos hermosos, pero a la vez, otros un tanto tristes… el recuerdo de mis seres queridos que fueron parte importante de mi vida, de mi formación como persona…

Empezaré contando lo que mi mamá cuenta de cuando yo era pequeñita… cuando tenía alrededor de dos ó tres años… me cuenta que siempre fui una niña callada, que desde que empecé a caminar siempre buscaba hacer las cosas más extrañas… que de repente me perdía en la casa, y me encontraba en un rincón, con mi cara hacia la pared, totalmente absorta sentada en el suelo con una camisa de mi papá entre mis manos, la cual abrochaba y desabrochaba sus botones desde arriba hacia abajo, y que ahí podía quedarme horas, pensativa...


Recuerdo que cuando muy niña, cuando más grandecita me tocó jugar con mis hermanas, que en ese tiempo éramos cuatro conmigo… recuerdo claramente que era a mí a quien le pedían que les hiciera los vestidos de sus muñecas… lo hacía encantada de la vida… muchas veces me perdí de jugar con ellas porque estaba yo entretenida en mi recámara, arriba de mi cama, cortando telas de diferentes colores y cosiendo a mano los vestidos que habrían de cubrir sus muñecas… creo que desde entonces ya tenía el gusto por la costura… era su "costurera oficial" también me encantaba hacer títeres, recuerdo las maravillas que podía hacer con un calcetín viejo… pero sobretodo jugar con mis queridos monos… cuando los terminaba, los ponía en mi mano derecha y me escondía detrás de un largo sillón en la sala, y empezaba la función… recuerdo que muchas veces no terminaba de contar mis chistes, porque me ganaba la risa… era más lo que reía mi ridículo mono, que Arnulfo (mi padrastro) mi único espectador…


En las tardes, pasaban una hermosa caricatura de una buena y dulce niña, noble, entusiasta, y amada por muchos de sus amigos… recuerdo que era más bien como una novela romántica pero contada por medio de dibujos animados… los más tiernos que había visto en mi vida… Candy… como olvidarla… creo que terminó siendo la caricatura clásica para las niñas de mi generación…

Recuerdo también que había otros programas que disfrutaba mucho ver, El Chavo del Ocho, Siempre en Domingo y mi telenovela favorita que duró como tres o cuatro años en la pantalla chica… Mundo de Juguete… y eso que casi no nos permitían ver mucha televisión...

Claro que me tocó jugar en el barrio de mi abuelita, en donde viví algunos años, con todos los niños vecinos y de los alrededores… jugábamos en la calle hasta que oscurecía… al bote robado, a la roña, a los encantados, a la rueda de San Miguel, entre otros juegos que los recuerdo, pero no el nombre… lo que sí recuerdo es que nos divertíamos mucho, a la vez que hacíamos nuevos amigos…

Me siento agradecida con Dios y con mi maravillosa madre, porque se encargó de darnos, a mis hermanas y a mí, todo el cariño, apoyo y dirección que necesitábamos, puedo decir, sin ánimos de vanagloriarme… que tuve la infancia más hermosa que jamás pude haber deseado… es una etapa que la viví con mucha ilusión y llena de amor… desde entonces siento que he sido bendecida...

domingo, 13 de septiembre de 2009

Balada de la Cárcel de Reading... III Parte


Balada de la cárcel de Reading

III


En el Patio de los Deudores
son duras las piedras, húmedo el alto muro,
y cuando tomaba el aire
bajo el cielo plomizo
a cada lado un guardia caminaba
para que el hombre no muriera.

A veces se sentaba con esos que guardaban
su angustia día y noche;
con quienes lo guardaban al llorar
y al arrodillarse para el rezo.
Con quienes lo guardaban, no sea que robara
la presa del patíbulo.

El Director era inflexible en aplicar
las disposiciones de la Ley;
el Doctor afirmó que la muerte
era un acto científico;
y dos veces al día lo visitaba el Capellán
y dejaba su pequeño folleto.

Y dos veces al día fumaba su pipa
y bebía su cuarto de cerveza;
su alma en actitud resuelta
no dejaba escondrijo para el miedo.
A menudo decía estar contento
de que el día del verdugo se acercara.

Pero por qué decía cosa tan extraña
ningún guardián osaba preguntar;
pues quien asume
la misión de guardián
debe sellar sus labios y transformar
en máscara su rostro.

De lo contrario, podría conmoverse,
podría tratar de dar consuelo:
¿Y qué podría lograr la Piedad Humana
acorralada en un Hoyo de Asesinos?
¿Qué palabra de gracia en tal lugar
podría ayudar el alma de un hermano?

* * * * *

Cabizbajos por el ruedo
hicimos el Desfile de los Locos.
Nada nos importaba: sabíamos bien
que éramos la Brigada del Diablo,
y con cabeza rapada y pies de plomo
nos prestamos a la alegre mascarada.

Desgarramos la cuerda alquitranada
con uñas romas, sangrantes;
frotamos las puertas, fregamos los pisos
y pulimos los barrotes brillantes;
y madero tras madero el tablón jabonamos
entre el estruendo de los cubos.

Cosimos los sacos, rompimos las piedras
y trabajó el taladro polvoriento:
golpeamos las latas y gritamos los himnos,
y sudamos en el molino,
mas en el corazón de cada hombre
quieto yacía el terror.

Y se hallaba tan quieto que cada día
se arrastraba cual ola sofocada por algas;
y olvidamos nuestro destino amargo
que espera por igual a pillo o necio,
hasta que una vez, volviendo del trabajo con andar pesado
pasamos junto a una tumba abierta.

Con bostezo feroz el amarillo pozo
a bocanadas parecía pedir algo viviente
y aun el barro mismo clamaba por la sangre
al ruedo de sediento asfalto.
Sabíamos que antes que cierto alba aclarara
un preso habría de ser colgado.

Y entramos con el alma absorta
en Muerte y Sueño y Hado.
El verdugo con su valijita
arrastraba los pies en la penumbra;
yo temblaba, a tientas en camino
hacia mi tumba numerada.

* * * * *

Esa noche los vacíos corredores
se llenaban de formas del Temor,
y por toda la ciudad de hierro
había pasos furtivos que no oíamos
y a través de las barras que esconden las estrellas
parecían asomarse caras blancas.

Yacía como quien soñase
en prados placenteros.
Los guardias en custodia de su sueño
no podían comprender
que alguien durmiera ese sueño dulce
tan cerca de un verdugo.

Pero no hay sueño cuando debe haber llanto
en quien nunca ha llorado.
Y nosotros -el necio, el pillo, el impostor-,
quedamos en vigilia interminable,
y en cada seso en manos del dolor
el terror de otro hombre se insinuaba.

¡Ay, es algo tan terrible
sentir la culpa de otro
!La Espada del Pecado penetraba
hasta su empuñadura envenenada
y nuestras lágrimas eran de plomo derretido
Pues la sangre no habíamos nosotros derramado.

Los guardias con calzado de felpa se acercaban
a cada puerta cerrada con candado
y atisbaban con ojos consternados
grises figuras en el suelo,
preguntándose por qué se arrodillaban a rezar
quienes jamás antes rezaran.

¡Rezamos toda la noche arrodillados,
insensatos dolientes de un cadáver!
Las agitadas plumas de medianoche
agitaron las plumas funerarias.
Y como el vino amargo de la esponja
era el sabor del arrepentimiento.

* * * * *

El gallo gris cantó, cantó el gallo rojo
mas el día no llegó:
formas torcidas del Terror se agazaparon
por los rincones donde yacíamos
y cada espíritu maligno que vaga por la noche
se nos aparecía.

Pasaban deslizándose, ligeros
cual viajeros en velo neblinoso;
se mofaban de la luna bailando
un rigodón de vueltas y pasos delicados,
y con ritmo formal y gracia repugnante
los fantasmas acudían a su cita.

Con mueca consternada los miramos pasar,
esbeltas sombras tomadas de la mano;
giraron y giraron en grupos fantasmales
y bailaron allí la lenta zarabanda:
¡Condenados grotescos hicieron arabescos
como el viento en la arena!

Y con piruetas como de marionetas
sus pasos afilados tropezaron;
llenaron los oídos con las flautas del Miedo
en esa horrible mascarada,
y a toda voz cantaron mucho tiempo
pues cantaban para despertar los muertos.

«¡Oh!», cantaban, «¡ancho es el mundo
pero cojean las extremidades aherrojadas!
Y tirar los dados una vez o dos veces,
es juego caballeresco
pero no gana jamás quien con el Pecado juega
en la secreta Casa de la Vergüenza.

»No eran cosas de aire esas bufonadas
que con tal júbilo retozaban
para hombres con vidas en grilletes,
cuyos pies jamás serían libres.
¡Ah! ¡Por las heridas de Cristo!
Eran algo viviente
y algo horrible de ver.
Girando y girando devanaron el vals,
dieron vueltas algunos en parejas sonrientes;
con el paso afectado de un viajante,
algunos se acercaron con sigilo al peldaño
y con burla sutil y mirar de malicioso servilismo
todos ayudaron a decir nuestras preces.
Comenzó su lamento el viento matinal
pero la noche continuó;
en su enorme telar la red de la tristeza
se extendió hasta que cada hebra fue hilada:
y al rezar, nuestro miedo creció
ante la justicia del sol.

Vagó con su lamento el viento
por los muros llorosos de la cárcel.
Hasta que como rueda de acero giratorio
sentimos los minutos que avanzaban a rastras:
¡oh, viento clamoroso! ¿Qué habíamos hecho
para merecer tal alguacil?

Al fin pude ver los barrotes sombreados
cual enrejado que forjado en plomo
se moviese por el muro blanqueado
frente a mi camastro de tablas
y supe que en un lugar del mundo
era roja el alba horrible de Dios.

Limpiamos nuestras celdas a las seis,
todo era calmo a las siete,
pero el susurro y el vaivén del viento
colmaba la prisión:
con su aliento helado el señor de la Muerte
había entrado a matar.

Y no pasó en purpúreo esplendor
ni montó corcel de blanco lunar.
Tres yardas de cuerda y un tablón
es lo que la horca necesita:
y así con cuerda de vergüenza el Heraldo llegó
a perpetrar la acción secreta.

Éramos como hombres que a través de un pantano
de inmunda oscuridad a tientas van.
No osamos murmurar una plegaria
ni tampoco alentamos nuestra angustia,
algo muerto se encontraba en nosotros
y eso muerto era la Esperanza.

La justicia del hombre inexorable avanza
y no habrá de apartarse:
mata al débil, mata al fuerte
en mortífera zancada:
¡mata con taco de hierro
el monstruoso parricida!
Esperamos que sonaran las ocho.
Con la lengua hinchada por la sed
pues el octavo golpe era el Destino
que hace a un hombre maldito.
Y usará el Destino un nudo corredizo
para el hombre mejor y para el peor.

Nada teníamos que hacer,
sólo esperar que la señal llegara.
Así como piedras en valle solitario
mudos e inmóviles quedamos;
pero cada corazón latía agitado e intenso,
cual tambor de un demente.

En súbita conmoción el reloj de la prisión
golpeó el aire estremecido
y de toda la cárcel una queja se elevó
de impotente desespero.
Como el gemido que oyen pantanos asustados
de algún leproso en su cueva.

Y como quien ve algo horrible
en el cristal de un sueño,
vimos la soga de cáñamo grasiento
que montaba la viga ennegrecida
y escuchamos el rezo que el nudo del verdugo estrangulara
hasta que fuera un grito.

Y toda la aflicción lo conmoviera tanto
que soltó un grito amargo;
y los locos pesares, los sudores sangrientos
nadie los conocía como yo:
quien vive más de una vida
muere más de una muerte.


Oscar Wilde
Traducción de E. Caracciolo Trejo Oscar Wilde, Poemas -2oo1 -Ediciones Colección de poesía RÍO NUEVO/XXVIBarcelona, España

viernes, 28 de agosto de 2009

¿Mi mundo de Caramelo?

viviendo en mi mundo de fantasia Pictures, Images and Photos





Hace días un amigo me hizo un comentario que me dejó analizando mi manera de visualizar la vida… irónicamente me dijo: “Eres una jovencita que quiere un mundo de caramelo”… lo de jovencita no se lo discutí, por supuesto, pero lo del mundo de caramelo…

Quizá no quiero "un mundo de caramelo" propiamente, pero de que quiero un mundo mejor, no lo pongo en duda… quizá le pueda parecer a mucha gente tonta mi manera de pensar ó mis expectativas de la vida, pero estoy convencida de que los sueños se hacen realidad, alguien tiene que hacerse responsable por motivar a los demás a hacer las cosas mejor, a obligarlos a ver el vaso medio lleno, en vez de que insistan en ver sólo lo vacío… creo en un mundo mejor, creo que aún tenemos esperanzas… y creo que también se vale soñar…

Estoy consciente de que un tiempo para acá, me encerré en una cápsula de cristal con un enorme ramo de flores, las más hermosas, y mi arcoíris particular… aunque sabía que afuera de esa esfera la situación era terrible, necesité hacerlo… por salud mental y sobre todo, para tomar fuerzas de donde ya no tenía…

Preferí no leer, ni ver, ni escuchar noticias en la prensa, las noticias realmente importantes llegaban a mí, sin poderlo remediar… me alejé completamente del mundo... Me formé un "mundo exclusivo" con mis seres queridos más importantes... Me acuso de haber sido un tanto egoísta… pero a veces, es necesario dejar que nuestra mente y nuestro corazón descansen de tanta basura que existe a nuestro alrededor… porque es cierto, existe.

Hace no mucho tiempo, semanas quizá... me encontraba de lo más entusiasmada visitando y conociendo un parque en un país ajeno a mí, con gente extraña… a mi paso, pude ver como la naturaleza es bondadosa en otros lugares, decidí alimentarme y llenar mi espíritu de todas esas maravillas… agradecí a Dios que existieran tantas cosas hermosas, pude apreciar un clima cálido, al sol en todo su esplendor, los árboles más verdes, inmensos y llenos de vida; las flores más hermosas y olorosas que jamás haya visto, no en la cantidad que las vi, en donde las mariposas suelen brillar, aquellos lagos y mares repletos de agua cristalina e impetuosa que encontré por doquier, y aquellos animales con los que se puede convivir muy de cerca en los hermosos jardines y parques de la ciudad, como ardillas, palomas, patos, gaviotas, garzas y cisnes entre otras aves que me tocó ver.

…Cuando de pronto vi que en ese parque, había unas personas que estaban exponiendo fotografías y otro tipo de materiales a medio bosque, contando historias espantosas e increíbles… me acerqué a verlas con la curiosidad que me caracteriza, y para mi horror pude ver ese mundo que sabía que existe, pero que me resisto a creer en el… vi fotografías de personas que habían sido torturadas y mutiladas en diferentes guerras que no debieron nunca existir, pude ver a madres con sus bebés atormentados, golpeados hasta la muerte… pude ver como esa escoria y “animales insensatos “(aunque al llamarles así estaría ofendiendo a las criaturas que Dios creó y que no reaccionarían de ese modo, a menos que estén ellos ó sus críos en peligro) no tienen, ni tuvieron el más mínimo respeto ni compasión, por el sufrimiento ni la vida humana… entendí que esa era una parte de la realidad… la barbarie… la injusticia, la desigualdad, la corrupción, la ignominia, el desamor, el desamparo de los más necesitados… el dolor, el hambre, la muerte, la desolación… entre otras barbaridades que he conocido…

No soy ajena a nada de eso, pero mi corazón no resiste ver tanta injusticia, tanta “realidad”. Me sentí culpable por lo bendecida que he sido en mi vida... incluso me sentí mal por haber nacido en un país libre y próspero, de tantas bendiciones que Dios ha puesto en mi vida y en la de mi familia... estuve mal mucho tiempo, esas imágenes no salían de mi mente... lloré por esa gente que no conocí, por esos niños que tuvieron la desgracia de vivir algo tan terrible... mi corazón se enfermó de ver tanta maldad, tanto sufrimiento...

Pensé mucho y finalmente entendí que haciendo un poco en mi mundo, ayudando a quien está cerca y que necesita un poco de mi, empiezo por mejorar un poco las cosas… sé que sola no seré capaz de hacer que termine una guerra, ó de aliviar el hambre que existe en este mundo, y a lo mejor no puedo sola con tanta injusticia que he visto ante mis ojos… pero sí creo que lo poco ó lo mucho que podamos hacer cada uno de nosotros por nuestro vecino, por nuestros niños, por nuestros hermanos, la esperanza de vida que podamos ofrecerles, la humilde ayuda que podamos aportar, en algo estaremos contribuyendo si lo hacemos todos y cada uno a nuestro alrededor… es tanto lo que podemos hacer, con tan poco… pero creo también que es importante no dejar morir nuestros sueños y nuestro deseo de ver un mejor mundo pero para todos… Dios creó el mundo para todos, no para unos cuantos… Dios nos ama a todos por igual, no al más bonito, ni al más rico, ni al más refinado, ni al más culto, ni al más pobre, ni al más viejo… y a todos nos dio conciencia y la capacidad de hacer el bien… empecemos por ahí… no contribuyamos a hacer de este mundo el infierno en el que lo estamos convirtiendo… Podemos construir nuestro “Mundo de Caramelo”, ¿Por qué no?, podemos construir el mundo que nosotros merezcamos… aquel que estaba destinado para nosotros… respetémonos, amémonos, cuidemos nuestro planeta… dejemos de pensar sólo en nosotros y ofrezcamos un poco a los demas, que para recibir, es imprescindible dar... por ahí podemos comenzar, no es tan difícil…

lunes, 24 de agosto de 2009

¿Cómo saber a cuál de ellos atender?

Photobucket



¿Cómo es que los pensamientos de una misma persona terminan siendo contradictorios entre sí? ¿Cómo saber a cuál de ellos atender? Está la razón, la cual grita en silencio, tratando por todos los medios posibles de hacerse escuchar, pero también está ese trémulo sentimiento que sigiloso entra, a veces, en medio de la angustia y el pesar, y otras, por medio de las sensaciones más dulces y serenas que puede acoger nuestra alma en un mismo segundo… El que te dice, -¡Hazlo, adelante, anímate! ¡La cosa no puede ponerse peor, intenta una vez más!-, y está el que te lo dice con la cara adusta y el semblante sosegado… el que siempre echa a perder la fiesta… -¡Ni lo intentes, es un caso perdido!, No tienes derecho… serénate, da la vuelta y sigue adelante…-

Cuantas veces el corazón se ha tenido que enfrentar con la razón, cuantas veces éste gana la batalla, pero al final, termina perdiéndolo todo…

¿Hasta cuándo es suficiente? ¿Quién tiene una métrica definida hacia lo que es correcto? ¿Correcto para quién? ¿Hasta dónde nos es permitido equivocarnos? Si, la respuesta es siempre la misma, Doña Razón la tiene como mensaje en la puerta de su casa… “Hasta donde no te permitas lastimar a otra persona”.


Por: Ruth L. Acosta

lunes, 17 de agosto de 2009

Un pedacito de mi...


Un pedacito de mi…


Me agrada muchísimo tener la visita de un querido amigo, Resih Umar, el cual tiene un interesantísimo blog titulado ECCE EGO, en la dirección: http://nicaninehua.blogspot.com/, a quien he venido siguiendo desde que empecé por esta travesía bloguera, de hecho, fue el primer blog que me tocó leer, el cual me dejó encantada, por la forma que tiene de comunicar sus ideas… Resih me ha invitado a participar en una dinámica muy interesante… lo que me ha permitido conocer un poco más de sus cualidades… espero no decepcionarlos con mis respuestas…


Atendiendo los requisitos de la dinámica…

  1. Mencionar a la persona que nos ha nominado para participar;

  2. Colocar el logo Honest Scrap en el post;

  3. Escribir 10 cosas honestas acerca de uno;

  4. Nominar a 10 personas más para participar y notificárselo en su blog.
Las 10 honestas…

1. Soy una soñadora irremediable, mi segundo hogar es la luna…

2. Lucho hasta alcanzar mis objetivos, quizá haga alguna pausa en el camino, pero sé lo que quiero, y trabajo duro hasta conseguirlo…

3. Soy una apasionada de la literatura, no hay nada mejor que perderte entre las páginas de un libro…

4. Se me eriza la piel cuando leo una falta de ortografía, siempre he considerado que la ortografía, es “La Elegancia del Alma”, como dijo sabiamente Ángeles Mastreta…

5. Me encanta plasmar mis ideas en palabras, suelo escribir desde pequeña, me parece interesante dejar descansar mis pensamientos en papel y poder retomarlos cuando yo quiera…

6. Leer, escuchar y ver una buena comedia, es lo mío, no hay nada como disfrutar de un buen momento, y quedarse con una gran sonrisa pintada en el rostro, sobre todo cuando se ha de pagar por ello…

7. No soporto las injusticias, suelo exponer mi punto de vista y hablar claramente, ante lo que sea y ante quien sea…

8. Algún día no muy lejano, estudiaré pintura…

9. Creo fervientemente en la igualdad entre las personas, quizá por eso siempre le doy el mismo trato a los demás, así se considere un rey o un mendigo, para mí son sólo eso, seres humanos, los cuales merecemos todos el mismo respeto…

10. No suelo quedarme con dudas, pregunto e investigo, hasta que quedo conforme con la información recibida, nunca me ha importado que me consideren una preguntona…

Mis nominados son… (Esta es siempre la parte más complicada... pero agregaré 10 más, me interesa conocerlos mucho mejor...)
  1. Andrea Carolina Paparella, de su blog Soy Consciente, http://soyconsciente.blogspot.com/
  2. Pablo Esteban Vargas Ríos, de su Blog Rincón de un Escritor, http://pvargas17.blogspot.com/
  3. Alijodos, de su blog, Retrato sin Dorian Gray, http://adiariosindoriangray.blogspot.com/
  4. Emilio, de su blog Testamentario, http://testamentario.blogspot.com/
  5. Adolfo Payes, de su blog Adolfo Payes, Poemas, http://apayess.blogspot.com/
  6. Santi, de su blog, La Calle Vacía, http://lacallevacia.blogspot.com/
  7. Marga Fuentes, de su blog http://marga-fuentes.blogspot.com/
  8. Eva La Zarzamora, con su Madreselva Rebelde,http://eva-la-zarzamora.blogspot.com/
  9. Víctor, de su blog Versos y Poemas II, http://viktorkornejo.blogspot.com/
  10. José Lop, de su blog Age quod agis, http://joselop44.blogspot.com/
  11. Anima Caliginosus, de su blog De Amor, traición, venganza y redención, http://vidaescaos.blogspot.com/
  12. Carlos Eduardo Rojas, con su blog http://elmagodetucorazon.blogspot.com/
  13. Cynthia, con su blog Solomariposa, http://solomariposa.blogspot.com/
  14. Walter Portilla, con su blog Sin Exordios, http://walterportilla.blogspot.com/
  15. Fernando A. Leon Avelar, http://paraisosuricato.blogspot.com/
  16. Maribel. de su blog Las Hadas en la hora violeta, http://lahoravioleta.blogspot.com/
  17. Fernando Jimenez-Ontiveros Solis, http://fernandojontiveros.blogspot.com/
  18. Inés Prada, de su blog No te salves, http://mitacticayestrategia.blogspot.com/
  19. Víctor, de su blog, El Dispensador, http://eldispensador.blogspot.com/
  20. Dean, http://deanfredy.blogspot.com/ (no podía faltar)

Gracias a todos por su cariño...

lunes, 10 de agosto de 2009

Y Lo prometido es deuda...

Y lo prometido es deuda, les contaré un poco de la gran experiencia de mis últimas vacaciones… como les comenté anteriormente, tuve la fortuna de ir de vacaciones a nuestro país vecino y recorrí la hermosa y glamorosa ciudad de Nueva York, La Gran Manzana, conocida por otros como “La capital del mundo”, dado que es en ésta ciudad en donde se fijan los cánones de la moda y la influencia que nos rige de manera global, en cuanto a medios de comunicación, política, economía, y entretenimiento se trate.

Así mismo, en ésta localidad, se sitúa la sede central de la Organización de las Naciones Unidas, por lo que encontrarnos a donde quiera que vayamos, con la diversidad de culturas y gente de diferentes países, no es ninguna novedad.

Ciudad de New York vista desde el Empire State Building


Nueva York se divide en cinco distritos, el Bronx, Queens, Manhattan, Brooklyn y Staten Island… conocí cuatro de ellos, pasear por las atiborradas calles de Manhattan, resultó ser una experiencia abrumadora, por la gran cantidad de personas que corren muy de prisa en el ir y devenir del día, es increíble la diversidad de gente que podemos encontrar, desde personas vestidas elegantemente hasta pordioseros que se confunden por una misma avenida, el tráfico constante de vehículos que circulan la ciudad y que simulan en su andar a un mar, pero los taxis de color amarillo, típicos de la ciudad, son los que andan siempre de prisa y siempre encontrarás no a uno, sino a varios dispuestos a llevarte a tu destino... es inevitable notar los impresionantes e interminables rascacielos que parece que nos observaran como si fuéramos unas pequeñísimas hormiguitas; pero definitivamente, Nueva York no es la misma de día que de noche.

Pude ser testigo de una ciudad nocturna completamente iluminada, gracias a las luces de neón multicolores que se desprenden de los inmensurables edificios que le dan vida al centro de Nueva York, es un lugar en donde todo puede pasar, en donde los contrastes entre la riqueza y la pobreza son fáciles de ubicar, con tan sólo cambiar de acera.

Caminar por Wall Street, el principal centro de negocios en el mundo y haber tenido la dicha de conocer los lugares más famosos y reconocidos de esa extraordinaria metrópoli, como el Empire State, Central Park, Rockefeller Center, el Madison Square Garden, Fifth Avenue en donde desfilan por esa avenida las tiendas de los diseñadores más distinguidos del mundo… donde el poder económico se siente en la Avenida del Diamante, donde de lunes a viernes se puede apreciar en los estantes de las joyerías más finas de Estados Unidos, los diamantes más grandes, exquisitos y puros del mundo… en donde se exhiben millones de dólares en diamantes en cada uno de los aparadores…

La ciudad también cuenta con muchos museos y demás lugares interesantes, me tocó visitar algunos, como El Museo Metropolitano de Arte, El Museo de Cera de Madame Tussauds, Intrepid Sea, Air & Space Museum, pasear en uno de los famosos ferris por las profundas aguas del río Hudson y admirar de cerca la espectacular Estatua de la Libertad, eso y conocer muchos lugares más, fue todo un privilegio… Y esos días resultaron ser intensos, divertidos y muy interesantes…

Empire State Building

Estatua de la Libertad

Entrada al Museo de Cera Madame Tussauds New York

Con Tina Turner

Con Charles Chaplin

Con Los Beatles

Pero sucedió algo muy significativo que me impactó mucho más que ver todas estas maravillas creadas por el hombre… De regreso al hotel, decidí salir a sus verdes jardines y me propuse a descansar un rato… pedí una bebida y me recosté en una silla replegable con la consigna de relajarme mirando el cielo en la incipiente noche… cual fuera mi sorpresa, que al mirar el firmamento, quedé completamente seducida por una noche totalmente estrellada… parecía como si las estrellas estuviesen tocando una sinfonía para mi solita… era como si se contaran secretos entre ellas a la vez que jugaran infantilmente… pude olvidarme por un momento de la monotonía del día a día, de los afanes propios de la vida y me dejé llevar por su mágico encanto… cuando repentinamente, miré hacia el recién cortado césped… fue algo simplemente espectacular… quedé completamente hipnotizada… me di cuenta que alrededor mío, desfilaban unos diminutos luceros, los cuales parecían pequeñas estrellas fugaces que estaban jugando conmigo… por un momento creí que estaba bajo el influjo de algo que contenía el refresco que estaba tomando, revisé la botella para corroborar que lo que había ahí era simplemente eso, refresco, y miré de nuevo… eran como unos pequeñísimos cometas relampagueantes que aparecían y desaparecían ante mis ojos , a unos escasos centímetros de donde yo estaba… miré a mi alrededor y vi que lo mismo sucedía en todo el jardín, había cientos de ellas… era algo simplemente maravilloso… eran unas diminutas luciérnagas las cuales me regalaron la mejor de las noches en una cálida New York, que me brindó una gran bienvenida…

No tuve la oportunidad de fotografiar la mágica noche estrellada que me tocó vivir, pero encontré esta fotografía que se acerca bastante a lo que vi.