sábado, 1 de agosto de 2009

Balada de la cárcel de Reading ... II Parte


Fotografía de Oscar Wilde

Balada de la cárcel de Reading
A la memoria de C. T. W.antiguo soldado de la Guardia Real de Caballería.Muerto en el Presidio de Reading, Berkshire, 7 de julio de 1896:



II Parte


Seis semanas nuestro soldado dio vueltas
por el patio, vistiendo el gris raído,
con gorra en la cabeza
y paso alegre y leve.
Pero jamás vi a nadie que mirara
el día con igual ansiedad.

Jamás vi a nadie que mirara
con ojos tan ansiosos
la azul tienda pequeña
que llaman los presos cielo
y a cada nube arrastrando
sus enredados vellones.

No retorció las manos como lo hacen
los necios que se atreven a alentar
a la Esperanza retadora
en la misma cueva oscura de la Desesperación:
Miró hacia el sol solamente
y bebió el aire matinal.

No retorció las manos ni lloró
ni miró furtivamente o languideció;
sino bebió el aire como si allí encontrara
saludable calmante;
la boca abierta bebió el sol
como si fuera vino!

Y yo y todas esas almas en pena
que caminaban en el otro patio
olvidamos si nosotros mismos
habíamos hecho algo grande o algo insignificante,
y contemplamos con asombro torpe
al hombre al que iban a colgar.

Pues era extraño verlo así pasar
con paso tan alegre y leve,
y extraño era verlo contemplar
con tal ansiedad el día.
Y pensar era también extraño
en esa deuda que pagar tenía.

* * * * *
El olmo, el roble tienen bellas hojas
que brotan en la primavera:
pero era horrible ver el árbol del cadalso
con la raíz mordida por las víboras,
y, verde o seco, debe morir un hombre
antes de dar su fruto.

El lugar más exaltado es ese trono de gracia
al que aspira todo el mundo.
¿Pero quién se erguiría en correa de cáñamo
en el alto patíbulo y echaría
a través de collar asesino
su última mirada al cielo?

Dulce es bailar al ritmo de violines
cuando la vida y el amor son justos;
y extraño y delicado
al ritmo de laúdes y de flautas;
mas no hay dulzura cuando un ágil pie
baila en el aire.

Así, con curiosos ojos y aprehensión oscura
lo observamos día a día,
preguntándonos, si cada uno de nosotros
terminaría de manera igual,
pues nadie puede decir en qué Infierno rojo
su alma ciega extraviarse podría.

Por fin, el hombre muerto
cesó de caminar entre los Jueces,
y supe que estaba de pie
en el negro redil del acusado
y su rostro jamás vería otra vez
en bienestar o desastre.

Cual barcos condenados que en la tormenta se cruzan
nuestras rutas se habían encontrado:
no hicimos gesto alguno, no dijimos palabra,
y no había palabra que decir;
pues no nos encontramos en la noche sagrada
sino en día de vergüenza.

Un muro de prisión nos envolvía
y éramos dos parias;
nos arrojara el mundo de su corazón
y Dios de su cuidado:
la trampa de hierro nos había atrapado,
aquella que el Pecado siempre espera.


Oscar Wilde.


Balada de la cárcel de ReadingTraducción de E. Caracciolo Trejo Oscar ,Wilde, Poemas -2oo1 -Ediciones Colección de poesía
RÍO NUEVO/XXVI,Barcelona, España


12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me gusta mucho Wilde.. gracias por compartirlo..

Saludos fraternos
Un abrazo muy grande
Que pases un buen fin de semana

Emilio dijo...

Excelente segunda parte de este gran poema carcelario de Wilde.

Un fuerte abrazo, Ruth.

Pizarro dijo...

Preciosa poema,eres una crak con la pluma en la mano.
Saludos y abrazos RUTH

Quercus dijo...

El roble europeo es el único árbol que es capaz de sacrificar una de sus ramas si así equilibra su contrapeso.
La ignorancia durante años lo atribuyó a enfermedad, pero porque este fenómeno fue visible cuando cortaron sus árboles de alrededor y sus raíces muertas dejaron de ser apoyo.

Mundo Animal. dijo...

(> " " <) (> " " <) (> " " <)
( ='o'= ) ( ='o'= ) ( ='o'= )
(,,)--(,,)- -(,,)--(,,)- -(,,)--(,,)-

UN LINDO POEMAA AMIGAA ME ENCANTO ESPERO ESTES BIEN Y QUE TENGAS UNA BUENA SEMANA SALUDOSS CHRISTIAN

Angus dijo...

Me gusta.

Arwen dijo...

Me gusto el poema Ruth...pero muy triste sus versos de un alma que paga su condena..besitoss cielo

LA CALLE VACÍA dijo...

Hola mi princesa azteca, solo entro para despedirme hasta septiembre, me voy de vacaciones, esas que tu ya has disfrutado y me encuentro con Oscar Wide....waoooo.
Un beso preciosa y nos leemos a la vuelta.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hermoso! gracias por compartirlo...

Nómada planetario dijo...

Un relato desgarrador.
Saludos.

Gonzalo de Lasa dijo...

Muy lindo poema!!
que andes bien!

Víctor dijo...

siempre me hago presente saludandote y visitando tu lindo blog

saludos

byeee