domingo, 11 de enero de 2009

Deseo

Deseo

Éste deseo desesperado,
que corrompe mi alma...
sin que falte lo inesperado,
sin que pueda tener calma...

La fuerza, el valor y la esperanza,
presentes como un conforte,
ante un presente incierto,
doloroso y despierto.

Angustia que domina,
sin aceptar la razón,
percibiendo como falla...
la verdad en mi interior.

Ruth L. Acosta