lunes, 12 de enero de 2009

Mi Querido Jorge...


Jorge Sandoval Chávez


Cuando me hubiera imaginado que aquél compañero de clases tan atento, tan inteligente y callado, con aquella mirada de niño, no era sino un reconocidísimo Doctor en Óptica, con Maestría en Óptica y una brillante Licenciatura en Física, un excelente maestro distinguido de la carrera de Físico-Matemático de la Universidad de Sonora, fuera aquel sencillo compañero de clases de la materia Administración de Operaciones, que por fortuna me tocara compartir durante mi paso por la universidad.


Emilia Ezrré, compañera y amiga de la universidad, con quien me tocó compartir varias materias en la carrera, coincidimos en esa materia y conocimos a nuestra querida "Patita" Patricia Arrizon, con quien nos reuníamos para compartir dicha materia en nuestro salón de clases, un día de tantos nos tocó hacer un trabajo en equipo en casa de Patita, y fué que nos enteramos que Jorge, nuestro compañero de clases, era el amado esposo de Patita, quien la acompañaba en sus clases para apoyarla, como lo hiciera toda su vida, tenía no sólo Patita quien le volviera a explicar la clase, sino también nosotras. Fué el inicio de lo que resultara una entrañable amistad, "Los Cuatro Mosqueteros", quienes a partir de entonces, compartiríamos los mejores y más importantes momentos de nuestras vidas.


Nunca olvidaré a Jorge, quien se convirtió en un gran amigo, me tenía una gran estima, me lo dijo y lo demostró en inumerables ocasiones. Recibí de él, de manera inadvertida y desinteresada un apoyo tan grande, que nunca encontraré las palabras suficientes para agradecerle. Continuó por mucho tiempo, apoyándome en mis exposiciones de otras materias, en donde ya no éramos compañeros de clases, y lo curioso era que siempre se mostró muy preocupado y ávido de ayudar. El cariño era recíproco, él lo sabía, y claro que siempre contó con mi apoyo incondicional, Él y Patita, con quien continuó una gran amistad.


Él se entregaba por completo a sus amigos, tuvo cientos de ellos, tenía la bella manía de festejar los cumpleaños, tenía pocos alumnos y rápidamente se hacía amigo de ellos, esas carreras se caracterizan por la baja afluencia de alumnos, seguramente porque se necesita gente con "mucho seso"; y tuvo siempre el hermoso gesto de festejar el cumpleaños de cada uno de sus alumnos, en su casa. Fuí a su casa muchas veces, y era curioso observar, que aún teniendo una casa tan enorme y hermosa en la que vivía, así como los carros más lujosos y equipados, siempre conservó la sencillez en su persona, y la modestia de caminar largos trayectos toda su vida, nunca manejó, simplemente porque disfrutaba caminar, prefería ser copiloto y disfrutar el recorrido.


Lo recuerdo muchas veces siendo el anfitrión perfecto en nuestras veladas de "Los Cuatro Mosqueteros" en su casa, nos servía amablemente las botanas y el vino que nunca faltó en su mesa. La calidez, ternura y simpatía siempre estuvieron presentes en él, era una persona de sanas ocurrencias, con la sonrisa siempre en sus labios, y siempre vi en él, la inocencia de un niño. Era amante de la naturaleza, pero sobretodo de los animales, tenía cuatro perritos, una poodle, la consentida, tenía también como 15 gatos, recuerdo que comentó que recordaba que tenía cuatro gatas y tuvieron cada una sus tantos gatitos, cada uno con su nombre, los adoraba, se quedó con todos, tenía seis pavorreales y dos o tres aves del paraiso en su patio. Recuerdo que todos sus animales, incluyendo los pavorreales, estaban en total libertad, podían ir y venir, claro que un pavorreal salió volando y no regresó, creo que perdió el camino, y le pudo, ó alguien se lo quedó, ya que uno a uno los animales llegaban por si solos a su hogar, les compraba la mejor comida, sacos enteros, me tocó comprobarlo varias veces. El patio de su casa es enorme, lleno de animales y plantas, en donde compartimos muchas cenas y cumpleaños, los cuales fueron todos inolvidables momentos.


Su partida fué muy sentida y difícil, no sólo para Patita y Jorge su hijo, quienes tenían un Ángel en casa, sino también para nosotros sus amigos.


Él era el Director del Área de Laboratorios, en el Depto. de Física. Recuerdo que en una de tantas ocasiones que lo visité en su oficina, estaba yo trabajando en su computadora, complementando un trabajo en equipo, recuerdo que esa tarde trabajamos Él y yo árduamente, y por cierto que ese trabajo, fue uno de los mejores. Repentinamente se levantó y observé que estuvo preparando con toda la calma, de que él hacía gala, varias luces y demás, que en su momento no entendía, pensé en mis adentros "seguramente tiene mucho trabajo" y seguí con lo mío. De pronto fue por mí, y Ah! Que hermosa sorpresa!!... Me dijo, -Tengo algo que quiero mostrarte- Apagó la luz, y encendió otras... Dios Mío... lo que vieron mis ojos! Me mostró algunos de los experimentos que él hacía, -Esto es lo que hago- me dijo. Y pude ver como se reflejaba, no como una sombra, sino una especie de fotografía de un foco que prendió en una hoja de papel blanca, fue algo impresionante, nunca entendí como logró eso... claro que estuvo explicándome porqué el efecto en el papel, con palabras que no pudiera repetir nunca; me mostró una línea de luces de rayos X y/o rayos Gamma, que unía unos con otros, cruzándose entre sí, con los cuales logró que un objeto se reflejara en otra parte de la habitación, y no sólo eso, sino que lo veía a tercera ó cuarta dimensión, era un cubo, que podía ver perfectamente sus cuatro lados, al moverme un poco, y era el reflejo de una fotografía, simplemente increíble!! Recuerdo también que al poner enfrente de mi una pelota que flotaba en el aire, me dijo -Agarra la pelota-, juro que traté y traté, era un pelota tan real, veía flotar la pelota a unos centímetros de distancia, pero por más que lo intenté nunca lo logré, recuerdo que se rió mucho de mi cara de asombro, y me dijo -Yo hago sólo el siguiente trabajo de equipo, si logras agarrarla -, claro que lo volví a intentar, pero fué prácticamente imposible. Después de reirse un rato de mi, me dijo el secreto. Eran dos especies de platos, que en realidad eran dos espejos cóncavos, uno sobre el otro, el de arriba con un agujero en el medio, y claro, adentro estaba la pelota que se reflejaba en el aire... Como olvidar ese hermoso detalle que tuvo conmigo...


Fueron pocos años los que me tocó compartir con Él y su familia, pero que los he de atesorar en mi recuerdo, hasta el día que me toque reencontrarme con Él, en el Cielo, el cual ya era su hogar desde antes. Dios sólo nos lo prestó, para recordarnos que existen personas tan ó más maravillosas que un Ángel.


Cada 14 de Febrero, día que me tenía presente, siempre me llamaba para felicitarme y agradecer mi amistad, recuerdo que el primer 14 de febrero después de su partida, me dió tanto sentimiento, cuando en un momento de distracción, estuve esperando su llamada, y de pronto me dí cuenta que ya no estaba con nosotros... sentí que alguien apretaba fuertemente con un puño mi corazón, me dolió en el alma.


Comparto algunas de sus notas, que me escribió desde su laboratorio...


Jorge Sandoval Chavez

Departamento de Física

Universidad de Sonora


Que tal Ruth, como estás. Los esperamos por acá, vengan cuando gusten. Nomás háblale a la Paty, ya sabes que ella siempre anda corriendo para todos lados. Nuevamente, Felicidades.


Saludos‏
De:
Sandoval (sandoval@tochtli.fisica.uson.mx)
Enviado:
lunes, 05 de junio de 2006 10:27:21 a.m.
Para:
acostahtur@hotmail.com


Jorge Sandoval Chavez

Departamento de Física

Universidad de Sonora


Hola Ruth. Te mando saludos desde mi laboratorio. Felicidades, me dijo un pajarito que te habían comprado auto nuevo. Haber cuando le damos el remojo. Vayan a la casa antes de irse de vaciones. Hasta luego y nuevamente, felicidades.



Saludos‏
De:
Sandoval (sandoval@tochtli.fisica.uson.mx)
Enviado:
martes, 28 de marzo de 2006 08:34:48 a.m.
Para:
acostahtur@hotmail.com



Jorge Sandoval Chavez

Departamento de Física

Universidad de Sonora


Hola Ruth, BUENOS DIAS. La presente va con la única finalidad de saludarte. Espero que te la estés pasando muy bien en compañía de tu familia. Espero que en tus materias vayas al 110%. Hasta pronto.



pregunta‏
De:
Sandoval (sandoval@tochtli.fisica.uson.mx)
Enviado:
lunes, 31 de octubre de 2005 07:49:42 p.m.
Para:
acostahtur@hotmail.com


Jorge Sandoval Chavez

Departamento de Física

Universidad de Sonora


Hola Ruth, recibí y vi tus correos, están muy bonitas. Gracias.Ruth, como ahora no hubo clase en el edificio 9Q2 (me dijo la Paty), me imagino que se pospuso la exposición. Me gustaría que me dijeran para cuando es. Estamos en contacto, me saludas a la Emilia. Hasta luego.


Gracias Amigo, estarás siempre en mi recuerdo...




PÁGINAS QUE HACEN REFERENCIA A JORGE SANDOVAL CHÁVEZ



http://www.cifus.uson.mx/Personal_Pages/rodolfobernal/revistadefisica/200601/65.pdf

http://groups.google.com.mx/group/materialesunison/msg/811cdf39e8e344bc

http://paginas.fisica.uson.mx/concurso.regional/semblanza.html

http://www.universia.net.mx/index.php/news_user/content/view/full/47348/




Escrito en Memoria del Dr. Jorge Sandoval Chávez,
con todo respeto y cariño, Ruth L. Acosta

2 comentarios:

Alejandro Larracilla dijo...

Los muertos no lo son cuando permanecen letreados, fotografiados, recordados, platicados o mencionados en este mundo.

Ellos viajan. Sólo viajan. Después estarán de regreso, o nosotros iremos donde se encuentren.

Así las cosas.

Así las cosas.

Hoy descubrí algo: el enorme cariño de alguien que no conocía hacia alguien que acabo de conocer. Esos descubrimientos valen la pena.

La vida no es cruel. La muerte tampoco. Cruel sería no ser alguien para alguien, pero todos, al fin y al cabo, somos ese alguien para alguien... ¿qué no?

Ruth L. Acosta dijo...

Hola Alejandro,

Que gusto tenerte en casa. Y tienes mucha razón, las personas que ya no están físicamente con nosotros, pero que están en nuestros recuerdos y nuestro cariño, a veces están más presentes que incluso personas que están en nuestro mundo, pero que por algún motivo, les cuesta acercarse a los demás.

Le doy gracias a Dios, con todo mi corazón, por haber tenido la gran fortuna de conocer a Jorge, fue un señor a quien, quienes lo conocimos tuvimos de él siempre algo bello que contar.

Y la vida es bella, pero es curioso, como la muerte lo puede ser también, cuando quedas en el corazón de muchas personas...

Gracias por tu visita. He estado en tu blog y me ha parecido interesante y hasta un tanto extravagante, pero eso es lo bonito de la diversidad de géneros, no crees? Creo que lo que nos une, de alguna manera, es el gusto por expresar al mundo, de la manera como cada quien decida, nuestras ideas, pensamientos y sentimientos a lo que considere cada quien importante. Te felicito por tu gran sensibilidad.

Saludos,