lunes, 12 de enero de 2009

Ojos Tristes


Ojos Tristes

Ojos tristes que me miran,
ojos tristes que se callan,
ojos tristes que suspiran,
ojos tristes, no me engañan.

Ojos tristes, tus manos frías
esas caricias parecen extrañas,
tu corazón repleto de reveces,
un corazón desierto y sin alma.

Ojos tristes con tu mirada,
me despiertas la conciencia,
desgarrando el pálido orgullo
que pudiera tener aún en mi alma.

Ojos tristes, si pudiera
detener la agonía de tu mirada,
te mostraría el horizonte,
que ilumine por siempre tu esperanza.

Ruth L. Acosta